Las Vidas Negras Importan

El veinticinco de mayo del dos mil veinte, cuatro policías mataron a George Floyd en Minneapolis, Minnesota. George era negro, y dio un billete de veinte dólares falso. Cuando los policías lo arrestaron, el antiguo agente Derek Chauvin le clavó la rodilla a George en el cuello durante casi nueve minutos. Esta acción mató a George Floyd, y el asesinato fue grabado por algunas personas presentes. La comunidad de Minneapolis y los negros se pusieron furiosos e indignados por esta acción, y en todos los Estados Unidos y el mundo entero, ocurrieron muchas protestas y disturbios para conseguirle justicia a George Floyd. Los manifestantes querian que los cuatro policías que participaron en el asesinato fueran procesados por el asesinato en segundo grado y fueran apresados. Esta no es la primera vez cuando los policías u otra gente mataran o apalearan a un negro inocente. Este año, varios policías mataron a Breonna Taylor en su casa en Kentucky, y en Carolina del Sur, dos hombres blancos asesinaron a Ahmad Aubrey cuando iba corriendo.

Por dos semanas, hubo protestas y manifestaciones en los Estados Unidos. Además de tener justicia para George Floyd, los manifestantes quieren un gran cambio en el sistema policíaco en Estados Unidos. En este momento, los negros no tienen derechos iguales que los blancos. Esto no es justo y necesitamos la igualdad entre negros y blancos estadounidenses. En las protestas, la gente llevaba pancartas que decían “Las vidas negras importan,” y “Justicia para George Floyd.” También, los manifestantes coreaban cosas como, “¿Qué queremos? ¡Justicia!” “¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!” Ha habido muchas manifestaciones, a veces varias en un solo día, y continúan hasta hoy.

En los Estados Unidos, necesitamos muchos cambios sistémicos para resolver el problema de la injusticia racial. Los manifestantes exigen varios cambios. Primero, necesitamos regular a la policía para prevenir que más negros mueran en manos de la policía. La muerte de George Floyd y todos los otros negros que la policía ha matado son alarmantes y trágicos. Necesitamos desmilitarizar a la policía y entrenarlos para prevenir que los conflictos escalen. Otras opciones para resolver la injusticia incluyen financiar la asistencia médica y la educación. Pero lo más importante es que necesitamos entender y escuchar a los negros. Nuestras experiencias no son como las de ellos, porque no incluyen el racismo. Es nuestra responsabilidad escucharlos y ayudarlos para que ellos experimenten una verdadera igualdad.

Por Tomas Dardis